martes, abril 04, 2006

Fernando Díaz Villanueva se equivoca

Repasando los Pasajes de la Historia de España, que Fernando Díaz Villanueva publica con puntualidad británica en el suplemento de Fin de Semana de Libertad Digital, he dado con un tremendo dislate, impropio de alguien como él, a quien tengo en muy alta estima. Yo, que le tenía por un competente historiador, por un erudito, por un hombre ilustrado (si es que acaso es posible ser ilustrado y de derechas al mismo tiempo, extremo harto dudoso pues o se es una cosa o se es la otra), todavía no me he recuperado del sofoco que he sufrido tras la lectura del siguiente fragmento.
Hernán Cortés había nacido en Medellín, un pueblecito extremeño, en el seno una familia hidalga que llegaba justita a fin de mes. Para que progresase en la vida lo enviaron a estudiar a Salamanca. Hernán, sin embargo, era poco amigo de los libros, y al poco se marchó a Sevilla para embarcar hacia América, la tierra prometida que Colón acababa de entregar en bandeja de plata a la reina.
El error es tan prominente, tan espectacular, que hasta siento un cierto reparo en señalarlo. Pues como casi todo el mundo sabe, excepto ciertos indocumentados de cuyo nombre no quiero acordarme, Hernán Cortés -que en realidad se llamaba Ferran Cortès, con el acento del apellido para el otro lao- era un catalán de soca-rel, amb un parell.

Firmado: el poli risitas

6 comentarios:

Manuel Delgado dijo...

¡Malditos ignorantes! Como dijo el ínclito catalán Albert Einstein (léase el nombre de pila como palabra aguda, no llana): "todo catalán sometido por los españoles permanece constante a lo largo de los siglos".

La mejor prueba de que Colón es catalán es su famoso monumento en Barcelona, cuyo dedo apunta, sin lugar a dudas, al lugar donde hacía prácticas de navegación en su infancias, justo antes de afiliarse a las Juventudes de ERC.

narpo dijo...

Empezaron apropiandose del Cit (realmente conquisto Valencia para los Paisos Catalans) y fueron quedandose con todo. Vergonzoso.
Con Shakespeare pasó igual, ocultaron su origen concienzudamente en colaboración con los malditos ingleses pero la realidad es que era de Tarragona.

Castizo dijo...

Esto ya se escapa de control. No sé si es el legado cultural (por llamarlo de alguna manera) de Dan Brown y su Código DaVinci, pero ahora todo hijo de vecino cree ver teorías conspiradoras que confirman sus más oscuras sospechas. En muchos países tercermundistas hay gente que cree ver la imagen de la virgen en manchas de humedad o troncos de árbol. En Cataluña ven "símbolos ocultos" de catalanidad encubierta en todas partes.

Ahora resulta que los independentistas catalanes se han lanzado en masa a desmentir la historia y negar los hechos irrefutables para auto-convencerse de una realidad virtual e imaginaria que refuerce sus aspiraciones y anhelos. Bueno, es que les ha funcionado en el pasado, cuando han rebuznado eso de que "el reino de Aragón era Cataluña" y nadie les llamó la atención. Ahora ya se creen que pueden hacer pasar fantasías por realidades, y lo peorcito es que lo hacen con el dinero público (la Fundación de Estudios Históricos de Cataluña la pagan los impuestos de los españoles).

Yo quiero que me paguen también para demostrar que los íberos realmente vienen de los extraterrestres, y que antes de que los romanos invadiesen la península, ya viajábamos en ovni. Total, tienen el mismo rigor.

Por cierto, alguien debería explicarles a los de la Fundación de Estudios Históricos de Cataluña que esa bandera que dicen ser "prueba irrefutable de la catalanidad de Cortés," era de hecho la de la CORONA DE ARAGÓN. No sé si estarán familiarizados con un tal rey Fernando el Católico, pero alguien debería decirles algo.

Pobrecillos.

Bruenor dijo...

Por supuesto, todos sabemos que esta inscripción es de una casa catalana:

http://www.medellin.es/IMAGES/casahc.JPG

Castizo dijo...

Bruenor, lo que pasa es que eres un tergiversador españolista que no quiere reconocer que oscuros agentes del anticatalanismo tenaz de los que no hay rastro histórico, se dedicaron a falsificar todo tipo de documentos para ocultar la catalanidad de todo lo que es bueno. Y si no hay evidencia de tal conspiración es por lo bién que borraron sus rastros de la historia. ¡Toma ya!

Ah, se me olvidaba... ¡Feixista! Feixista!

Jonh Michael Heittman dijo...

SOIS UNOS FLIPADOS. Cortes es de Medellin de toda la vida. Ahora vais a venir a cambiar la historia... madre mia...