viernes, diciembre 15, 2006

Dios los cría y ellos mismos se matan entre sí.

Hace mucho tiempo que abogaba por comenzar a colonizar algún otro planeta del sistema solar y dejar a los moros aquí, estando muy seguro de que en menos que canta un gallo se tirarían los unos a por los otros.

Pues está claro que ya han comenzado a hacerlo, afortunadamente, aunque nos va a pillar al resto de la humanidad con ellos.

4 comentarios:

snipfer dijo...

Ya puestos, mejor mandarlos a todos a Titán y que se maten allí. Además, no podrán convertir en desierto algo que ya lo es

Jesús dijo...

Pero el marisco que te comes de cerca de sus costas no lo envias fuera y que vaya otros detrás.

Saludos.

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

Yo como sólo como marisco gallego, no tendría ningún problema en enviarlos a Titán... O a Tau-ceti, que pilla un poco más lejos.

El Cerrajero dijo...

Mejor que se vayan ellos a conocer a su dios y a sus cabras vírgenes en el paraiso cuanto antes.