jueves, marzo 16, 2006

¡Arrepentíos!



Pero, ¿qué le habrá hecho Zaplana a las mujeres que están sufriendo en Sudáfrica? Si es por lo de disfrazarse, hay que recordar que si yo me pongo las bragas de la vecina, una falda de colegiala, una bata de médico o un atuendo de pastorcilla de Maputo me estoy disfrazando. No tiene nada de malo reconocer lo obvio, no hay en el menor atisbo de machismo o racismo en ello y no es para escandalizarse ni hay motivo para rasgar las vestiduras superfashion de las diputadas del PSOE.

Sea como fuere, confieso que los refinados razonamientos de una mente como la de Pepiño superan mi capacidad de comprensión...

5 comentarios:

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

Yo creo que pepiño se esnifa las rayas de la carretera.

Ignacio dijo...

Eres una mala personal.
Deja al pobre que se crea que es alguien. No sabe hablar, no sabe lo que dice, desconoce las palabras y su uso, para él la inteligencia es algo que tiene los demas (mira, esta frase me la guuardo para mi)solo sabe repetir tópicos de progre de cou cobarde y siniestro, es feo, es deforme, está mal hecho, escup0e, no sabe nada de nada ¿coño, no os da verguenza que eso esté n la especia?

Brisuón Çafren dijo...

Señor David, como me han dicho que es usted un hombre reflexivo y amante de la buena letra, le emplazo a leer el post que nuestro colaborador Pagliacci a colgado acerca de las mentiras del 11 M.
Seguro que le gustará.

Juan Reyero dijo...

El afoto es impagable, con el índice extendido en plan ninios, no me seáis malos. Vaya personal.

Berlin Smith dijo...

A mi me gusta lo de preocuparse por la miseria: la investigación periodística que debe ser maravillosa es saber qué ha sido el antes y el después de la fastuosa fiesta (que baile y se disfrace, no es para tanto, es para salir en el telediario: chocante en estos puristas de la política), quien la ha pagado y cuántas mujeres de las que dicen defender se han quedado sin comer con el dinero de la fiesta.