viernes, noviembre 04, 2005

Piqué se hace el duro, informa elplural.com

Una senadora socialista por Tarragona, María José Elices, se cruzó a media noche en los pasillos del Congreso con Piqué. “Este partido tan derechista no es el tuyo, Josep. Cataluña necesita una derecha moderada y tú la podrías aglutinar”, le vino a decir Elices en catalán. Varios periodistas escuchaban atentamente y algunos reclamaron que hablaran en castellano para entender mejor la conversación. Entonces Piqué, traspuesto, dio media vuelta y se fue mientras decía: “Yo nunca me iré de este partido”.
¡¡OOOOOHHHHH!! ¡Y la dejó con la palabra en la boca, menudo masho! Esto como escena de culebrón no tiene precio, ¡me lo apunto! Seguir leyendo "Satisfacción en Moncloa tras el debate del Estatut".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues qué pena que no se vaya, porque la diputada tenía toda la razón. Ese partido no es el suyo.

Pedro dijo...

La senadora se equivocó, quisó decir que hacía falta una derecha nacionalista moderada. En Cataluña se ha llegado a un momento en el que el nacionalismo a uno se le supone.

Dodgson dijo...

'Entonces Piqué, traspuesto, dio media vuelta y se fue mientras decía: “Yo nunca me iré de este partido”.'

Pues voy a dar por exacta la descripción que hace el panfleto-bodrio ese. Me cuadra bastante con lo que sé que está pasando alrededor de Piqué.

Han probado con la zanahoria y ahora están con el palo. Para eso, lo más humillante y efectivo es que se lo diga un necio de segundo o tercer nivel, como esa senadora. En las reuniones con los jerifaltes siempre, siempre quedará implícito que lo tienen como alguien de segunda.

El partido ya era "de segunda", pero por lo visto Piqué pensaba que él, siendo de primera, podría paliar esa situación, no remediarla, sino en cierta medida moderarla.

Sinceramente, espero que sea verdad que no abandonará el partido porque, por fin, se haya convencido que los borregos sólo se deben al rebaño por mucho que a veces parezca que razonan.

Pero no tengo mucha esperanza: acabo de escuchar a Piqué declarar que en privado muchos le dicen lo contrario que en público. Eso demuestra el estado de asombro en el que se encuentra. Si no fuera asombro lo que le embarga no diría ahora eso cuando no le reporta beneficio político, lo diría en plan "confidencia" a los periodistas para poner en evidencia cuánto idiota hay.

Ya tiene añitos para darse cuenta de las cosas, la verdad.

dagwood dijo...

La verdad, admiro a los que tienen la paciencia de leer elplural.com. ¿O tal vez lo hacéis para echaros unas risas?