domingo, noviembre 27, 2005

Falcon "ayuntamiento de Barcelona" Crest



El esperado y varias veces postergado estreno del vino, proveniente de las viñas que tiene el ayuntamiento en Collserola, en la finca de Can Calopa, es el resultado de un proyecto medioambiental y educativo de recuperación vitivinícola en la zona, iniciado en el 2000. La primera cosecha útil ha dado 3.000 botellas, que se utilizarán para actos oficiales y no estarán a la venta.

(...)

La primera cosecha útil ha sido la del 2003, de la que se extrajeron 2.575 litros. Tras haber pasado el proceso de fermentación y reposo en barricas se embotellaron el pasado mes de marzo 3.000 unidades. Se trata de una producción reducida al ser la primera, pero con el tiempo irá aumentando hasta estabilizarse en unas 20.000 botellas anuales.

Más en El Periódico

Y yo me pregunto desde mi ignorancia más absoluta, insondable e irreversible, ¿qué hace un ayuntamiento -ya sea de Barcelona, Mataró, Pekín o Calatañazor- metido en unas harinas que sólo deberían corresponder a la iniciativa privada, haciendo por tanto la competencia desleal a los empresarios del sector? ¿Por qué no se dedican a lo suyo, para variar? Que yo sepa, nadie les votó para que se convirtieran en émulos de Angela Channing o Mateu Monsolís. Digo yo, vamos.

1 comentario:

Erthel dijo...

Hombre, así mirado, prefiero que hagan rentable nuestro dinero a que se lo gasten en el puticlub más a mano de Moscú. Por otro lado, las producen sólo para actos oficiales, con lo cual no llegaran a entrar en el mercado. Faltaría ver si de verdad son "eficientes" o les costaría menos comprar el vino por ahí (me da a mi que llevan esto igual que las obras del Carmel...)