miércoles, noviembre 16, 2005

Acoso a Montilla

Esta campaña de acoso a Montilla está orquestada, la verdad sea dicha, sobre una base bastante burda. Que todos los partidos políticos deben dinro a distintos bancos es de sobrqa conocido. Que varios bancos han perdonado cantidades importantes de la deuda contraída a todos los partidos políticos, también es público. Que las donaciones "anónimas" de ingentes cantidades de dinero a los partidos políticos está a la orden del día no es ninguna novedad. Que el sistema de financiación de partidos es una mierda también es vox populi. Pero El Mundo actúa como si estos casos fuesen exclusivos de un chanchullo entre el PSC y La Caixa, cuando lo cierto es que son chanchullos generalizados entre todas las fuerzas políticas y los bancos más influyentes del país. Si escupes hacia arriba, es muy probable que te caiga en la cara.
Seguir leyendo "Los favores de Pedro-Jota"

3 comentarios:

Enky dijo...

Cuando les comento a mis compañeros afines al PSOE (la mayoría) lo de Montilla, se descuelgan con que: "todos son iguales", curiosa estrategia esta que pretende disolver la responsabilidad en un mar de indigencia moral colectiva. Yo creo que no, que no todos son iguales, que Aznar se fue voluntariamente a los 8 años, que no es lo mismo el estado de derecho que el terrorismo de estado y que si yo pretendo ser honesto en mi vida diaria tengo derecho a exigir que los políticos lo sean también. Y por último en el hipotético caso de que todos fuesen iguales habría que denunciarlos a todos, o no?.

jordi dijo...

O sea que si violo a una chica ¿puedo decir que todos los hombres han forzado alguna vez a una chica?

Por lo mismo puedo:

1.-comerme los mocos
2.-mearme en la ducha
3.-no lavarme las manos despues de mear
4.-irme a paraisos sexuales a follar con menores de edad

total, todos los hombres lo hacen.

¿no?

P.S. Las 4 opciones no son del mismo calibre, por supuesto.

Pedro dijo...

Hoy he oído en la radio que toda la noticia ha salido del entorno de Maragall, en concreto del de Ernest Maragall... Si ésto es verdad sí que estaríamos hablando de la "venganza catalana".