jueves, junio 16, 2005

Zapatero, toda una vida en defensa de gays y lesbianas

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno de España, ha pedido al Partido Popular que "deje en paz a los homosexuales". Así es como se pone en su sitio a la ultraderecha, con un par. Pero aunque a algunos les pueda parecer sorprendente, esto no es sólo flor de un día. Se trata de la coherente culminación de una trayectoria que comenzó hace ya varias décadas, de un activismo que viene ya de muy lejos.

Por algún motivo que se nos escapa, nuestro presidente del gobierno es un gran desconocido para las españolas y los españoles. Muy pocos sabían de su existencia cuando se convirtió en secretario general de su partido, hace ya la friolera de un lustro (con lustre). Pero, ¿y quién es él?, se preguntaron las gentes, parafraseando la letra de la famosa canción de José Luis Perales. ¿A qué dedica el tiempo libre? Las incógnitas todavía siguen vigentes para muchas y muchos. No soy tan pretencioso como para creer que seré capaz de llenar esos vacíos, pero como mínimo trataré de aportar -enlaces mediante- una sucinta bibliografía básica que espero os ayude a saciar vuestra sed.

Su fama como activista en pro de los derechos de gays y lesbianas ha cruzado el Rubicón de nuestras fronteras y cubierto el globo terráqueo pero, ¿cómo fueron sus iniscios?



Rezan sus hagiografías que se afilió al PSOE en 1979 y que en 1986 se convirtió en el diputado más joven de la democracia. He encontrado unos cuantos enlaces sobre aquel fructífero periodo: aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí el joven José Luis emitió unos sentidos alegatos en pro de los matrimonios entre personas del mismo sexo (¡parecía Martin Luther King!), que pusieron al mismísimo Felipe González contra las cuerdas. Sus palabras en pro de la paz mundial, en contra de la primera guerra de Irak (1991) y del terrorismo de estado (aquí, aquí, aquí, aquí también) ya le convirtieron en punta de lanza del progresismo español. Por desgracia, pocos saben que el copyright de la frase "no a la guerra" le pertenece. Cuando "los dobermans" (al grito de ¡guau, guau! que muerdo) derrocaron a Felipe e instauraron su dictadura (el Reich de Aznar), Zapatero se convirtió en un auténtico adalid del movimiento gay. Así pues, durante la legislatura 1996-2000 fueron abundantes sus artículos, conferencias, manifiestos y proclamas en pro de las reivindicaciones de este colectivo (podréis encontrar abundantes referencias aquí, aquí, aquí, aquí y aquí).

El resto de la historia ya la conocéis...

9 comentarios:

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

A ver, repasemos:
- Camisa de manga corta debajo de la americana: 35 euros.
- Corbata roja como la sangre con el traje negro: 18 euros.
- Reloj Casio de toda la vida: veinte duros.
- Gafas modelo Starsky&Hutch oscuras: 40 euros.

Ver esas calcetas blancas con los castellanos... no tiene precio.

Para todo lo demás...

Logan dijo...

Juas, esa afoto no tiene precio. Pero ¿es cosa mía o los enlaces no funcionan?

rojobilbao dijo...

más que enlaces... CASTAÑAS. Que no chutan!!

Pedro dijo...

Hombre, imagino que los enlaces no funcionan porque detrás de la inmensa vida pública de ZP no hay NADA. ¿Con qué frase quieres enlazar, si su labor ha sido de culiparlante total?.

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

Exacto pedro, esa es la esencia de esta entrada.

Nge Ndomo dijo...

¿Seguro que no es Michael Jackson el de la foto?

Pedro dijo...

Pues ya que he acertado en el sentido de la entrada me podrías dar un premio, por ejemplo un marco para la foto, que es cojonuda. Esos calcetos...

Cancelado dijo...

¡Coño!, si el barbudo que está a su vera se parece a Juan Alberto Belloch. ¿Qué estarían tramando?

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

Estoy seguro que el barbudo estaba pensando:
"Este atontao nos va a ser muy útil en el futuro, tú si tienes carrera, chaval"