jueves, junio 23, 2005

Laboratorio de género

La censura perpetrada en tiempos del general Franco se ha transmutado cual mala pécora transgénica -mala hierba nunca muere- y ahora sobrevive inmersa en las aguas del progresisimo, a través de aberraciones políticamente correctas como la que se nos explica en la noticia que viene a continuación.
Un laboratorio de género analizará las producciones del Centro Andaluz de Teatro (CAT) al objeto de fomentar una visión más justa y actual de los modelos estereotipados de los hombres y mujeres desde los escenarios. Ésta es una de las primeras decisiones adoptadas por el nuevo director del ente dependiente de la Junta de Andalucía, Francisco Ortuño, en relación a la investigación y el estudio en el campo de las artes escénicas.

Al amparo del Instituto de Estudios de las Mujeres de la Universidad de Granada, y bajo la dirección de la doctora Aurelia Martín Casares, el laboratorio centrará su investigación en los textos teatrales, el mundo de la representación y las formas de recepción por parte del público. Así, el nuevo órgano focalizará su atención en todas las producciones del CAT desde 2005 a 2008, "desde la recepción de currículos de los artistas hasta la reacción del público a la salida de la sala con entrevistas individuales", al objeto de evitar que en las representaciones dramáticas "se reproduzcan y afiancen el sexismo y el machismo como algo normal y aceptable", según Martín Casares. Todas las conclusiones que obtengan los miembros del laboratorio –que está dotado con un montante de 40.000 euros al año– se volcarán en una publicación, que su directora espera se tengan en cuenta en la selección, producción y representación de nuevos títulos dramáticos.

Más en Diario de Sevilla

8 comentarios:

john galt dijo...

Socialismo en estado puro. Solo espero que los 40.000 euros salgan del bolsillo de los andaluces (que me perdonen los andaluces liberales) En Madrid, afortunadamente todavía queda algo de Esperanza.

Dr. Moreau (aa pepeblai) dijo...

El laboratorio de género, ¿lo dirije Frankestein?. Porque si es un laboratorio será que experimentan, digo yo. ¿Qué nuevos géneros nos deparan?.

Dr. Moreau (aka pepeblai) dijo...

El laboratorio de género, ¿lo dirije Frankestein?. Porque si es un laboratorio será que experimentan. ¿Qué nuevos géneros nos depara el futuro?.

Nge Ndomo dijo...

Y yo que pensaba, iluso de mi, que era un laboratorio de gramática.

maputxe dijo...

Al que deberían mandar al laboratorio es a Apolonio, el brillante catedrático que llevó el PP al senado y que ve a la homosexualidad como una enfermedad. Si el socialismo sirve para que exista una verdadera igualdad de género, es el dinero mejor invertido, sobre todo para los liberales andaluces que le hace un poco de falta

Nge Ndomo dijo...

Sosiégate Maputxe.
Si los únicos laboratorios socialistas que funcionaron fueron los dirigidos por un tal Mengele. Muy igualitarios, por cierto.

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

Sobre todo Andalucía, es la que necesita más socialismo. Seguro. Es adalid del liberalismo económico y social. De cajón.

¡Qué risa!

pepeblai dijo...

Eso de la igualdad de género ¿qué es?, ¿de qué género hablas, mapuche?, ¿de género de segunda mano?, ¿de género defectuoso?.

Suena a problemática de "petit botiguer".

A estos progres cada vez se les entiende menos.