martes, octubre 09, 2007

Lo que dice Prisa, va a misa.

Anoche me quedaba estupefacto: Haciendo un poco de zapeo, se me escapó el dedo y mi tele arribó, por albricias del destino, al canal cuatro, justo en un momento pletórico de una charla en la que el amo y señor de Prisa, monsieur Cebrián, arremetía contra la clásica línea de la saga infame y decia poco menos que no hay que dejarse engalanar por nadie, en clara alusión a que el gobierno estaba pasando con su problema del fútbol con mediapro.

No se ha hecho esperar la respuesta. Y es que... lo que dice Prisa, va a misa.

Lo que no entiendo es que ¿tanto les temen? ¿tanto les molestaría ver cómo en su diario oficial de facto se mofan del corruto y tonto de Blanco? ¿O es que se acojonan del hecho de que su feligresía pudiera contrastar que lo que dice Zetapé I el Gafe sobre la inversión del gobierno en Madrid es sencilla y llanamente más falso que Judas?