martes, abril 17, 2007

Cambio radical: Retocar el IPC.

Este fin de semana ojeaba por descuido un diario regional del grupo Vocento cuando me percaté de que en primera plana resaltaban que el IPC había subido un 2'4% y ponía en peligro los planes del gobierno para el año. Yo, la verdad, me extrañé muchísimo al ver que sólo había subido un 2'4%, así que cogí aquel panfleto y me dispuse a leer los pormenores de aquella noticia.

En las páginas interiores explicaban cómo se había pasado de una media del 4 y pico del año pasado a un benevolente 2'4%. Y yo seguía preguntándome cómo puñetas estaba tan bajo el IPC, cuando en dos años el coste de la vida ha aumentado casi en un 50%. La respuesta me la daba una tablita donde venían las variaciones relativas en distintos campos y uno de ellos me llamó mucho la atención.

Me percaté de que todo subía (y mucho), sobre todo los alimentos, que hay algunos que suben del orden del 5%, pero de repente ví un -7'1%, y me fui corriendo a averiguar de qué grupo se trataba, y ví la luz: No tenía ni idea que para medir el IPC se tuvieran en cuenta los fármacos. Pero sí, efectívamente, para el muestreo del IPC se toman datos de los precios de medicamentos. Y fue entonces cuando lo ví meridianamente claro.

¿Cómo no va a bajar el IPC cuando se han rebajado, a golpe de decreto, los precios de los medicamentos adscritos a financiación de la Seguridad Social en una media del 15%? ¡Pero es que esto es una falacia! Los únicos medicamentos que bajan son los que financia el SNS, pero el resto, sube a ritmo del 5% anual y si no, ¿queréis saber cuál ha sido la evolución del Gelocatil™ desde que el año pasado decidiera el laboratorio sacarlo de la financiación? Yo os lo digo: De un 1'37 euros a 2'32.

Pero claro, el Gelocatil no debe entrar en los cálculos del IPC.

¿Cómo se puede tener tan poca vergüenza? ¿Cómo pueden calcular el IPC con algo que los ciudadanos NO PAGAN? Porque, no seamos ingenuos, los medicamentos que entran en el cálculo del IPC no los paga la ciudadanía, a ellos les da igual si sube o baja, porque no lo notan, pues el 99% de esos medicamentos son prescritos con receta del SNS, que es el que paga todo o una gran parte de su precio.

Me podréis discutir que sí, que indirectamente el ciudadano paga esos medicamentos a través de sus cotizaciones a la Seguridad Social, pero estamos en las mismas, no tienen conciencia de si suben o bajan y mucho menos se puede pretender dar un cálculo REAL de la evolución de los precios si en él metes precios que se rebajan a golpe de decreto y excluyes los que precísamente fluctúan según el mercado.

No sé cómo lo veréis, pero a mí me parece una operación estética de lo más cutre.

1 comentario:

HartosdeZPorky dijo...

Ya sabemos que para Zporky un cafe vale 80 céntimos... Cuentan el IPC como los muertos de irak y como lo hacen todo: mal.