jueves, marzo 09, 2006

¡Qué barbaridad!

Para mear y no echar chorro. En la web del PSOE, comparan la consecución del sufragio universal hace 75 años con la paridad... Aberración donde las haya, porque si lo primero fue un gran logro en el que -al menos por una vez- conseguimos adelantarnos a nuestro tiempo, lo segundo es un atraso de siglos que sólo sirve para las mujeres estén en las listas electorales por el simple hecho de serlo, y no por sus propios méritos personales y profesionales. Los partidos que no puedan reclutar a un número suficiente de mujeres no podrán presentarse a las elecciones, la cosa pública se nos llenará de mujeres cuota incapaces de hacer la O con un canuto... En fin, para qué seguir. Porque al haber votado masivamente a un hombre que se define a sí mismo como "feminista radical" (cágate lorito y lorita), tenemos nada más y nada menos lo que nos merecemos...

¿Cómo pueden vendernos como un avance semejante bazofia?

Para el que quería un poco de ZP para desayunar aquí tiene dos tazones en estado puro. :o)
Este año 2006 queremos celebrar que estamos de enhorabuena porque es un momento crucial para la vida de las mujeres en este país. Se cumple el 75 aniversario de la consecución del voto femenino, lucha que abanderó Clara Campoamor en la II República y al mismo tiempo tendremos una Ley de Igualdad transversal que defienda la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos.

En esta nueva conmemoración del 8 de marzo queremos tributar un merecido homenaje a aquellas mujeres de entonces y dar un paso más: hace 75 años que las mujeres en España pueden ser electoras, ahora queremos ser elegibles en condiciones de igualdad.

En pleno siglo XXI en el que el sufragio universal es un derecho que está firmemente consolidado en nuestra Constitución, el reto consiste en lograr equidad en la participación política para asemejarnos lo más posible a la sociedad a la que queremos representar compuesta a partes iguales por mujeres y hombres.

1 comentario:

Juan Reyero dijo...

Totalmente de acuerdo, es una auténtica gilipollez. Sólo hay una cosa que no entiendo: "la cosa pública se nos llenará de mujeres cuota incapaces de hacer la O con un canuto"; no me parece que haya una diferencia sustancial respecto a lo que tenemos hoy, mayoritariamente hombres incapaces de hacer la O con un canuto.