lunes, marzo 27, 2006

No sólo de pastorsilla viste la vicepresidenta



En sólo un año, la Vicepresidenta del Gobierno exhibió en actos públicos más de un centenar largo de modelos distintos. En pocas ocasiones repite vestuario y en algunos días incluso cambia de indumentaria. Suele utilizar marcas bastante conocidas, en algunos casos muy exclusivas, y perfectamente identificables para cualquier aficionado a la moda de alto standing. Las más reiteradas son Carolina Herrera, Etro, Purificación García, Roberto Verino, Felipe Varela, Roberto Verino, Max Mara y Torreta. El precio oscila desde las chaquetas de 250 euros hasta los trajes de 1.000 euros.

Cada atuendo de la vicepresidenta corresponde a una cultura oprimida del planeta Tierra, para identificarse con el electorado proletario al que representa y denunciar las injusticias que afligen la humanidad. Todo un ejemplo a seguir para la izquierda caviar de las altas estratosferas.

Ahora en serio, ¿de dónde sacará la pasta para hacerse con tanto trapillo de alto standing? El sueldo de vicepresidenta no da para tanto ni de lejos.

El especial al completo que Libertad Digital ha elaborado sobre los hábitos textiles de la señora De La Vogue, aquí.

Que Zaplana diga algo ya.

3 comentarios:

Sdan dijo...

¿Y de la Leti no dices nada?

jahd dijo...

Al menos la Leti (ya) no va de progre por la vida. De todos modos, el presupuesto de la casa real (de dónde salen los gastos de todos los miembros de la misma) se publica en los presupuestos generales del estado. Sin embargo, el sueldo publicado de vicepresidenta podemos estar bastante seguros de que no da para 100 modelitos al año de alta costura.

AYNRANDiano dijo...

Nada nuevo bajo el sol.

Recordad los millones de pesetas que despilfarró en vestuario Matilde Fernández.

Matilde Fernández incluso llegó a comprar con dinero público lo que Ricardo de la Cierva llamó "un extraño Bien de Estado": ¡Un perrito faldero!.