martes, marzo 21, 2006

Los más desfavorecidos se congratulan

No en vano, José Luis Sampredro ha publicado el enésimo libro en el que se caga en Busch, en la multinacionales, en el Banco Mundial y en el caviar a la vinagreta, ese que los amos del mundo se echan al coleto como si fueran pipas. Que hijos de la gran puuu...

La utopía se hace realidad: otro ladrillo de Sampedro era posible.

Sampedro, que vive a pie de obra junto con los más pobres, en el África profunda (es decir, en la muy africana isla de Tenerife), vuelve a poner en jaque a los poderosos en un nuevo tour de force literario contra el neoliberalismo de corte anglocabrón.
En 'La senda del drago', José Luis Sampedro, a sus 89 años, sigue más crítico y combativo que nunca, y lo hace contra Bush, contra las grandes organizaciones económicas mundiales, contra el neoliberalismo, el neoconservadurismo estadounidense, o contra el llamado choque de civilizaciones que acuñara Huntintgton.

El libro se divide claramente en dos partes. En la primera, Martín Vega, el protagonista, emprende un viaje imaginario y metafórico abordo del buque 'Occidente', "que hace aguas", y donde, a través de los personajes que se va encontrando, se van estableciendo reflexiones acerca de la actualidad, que está enmarcada en 2003 cuando Estados Unidos decide invadir Irak.

Un buque que surca un océano en el que se encuentra con otros navíos, como Islám, India o China.

Y una segunda parte en la que Martín, que trabaja en la OMC (Organización Mundial del Comercio) va destinado a Tenerife para hacer un trabajo en África, y donde gracias al amor de una mujer, Runa, y a la singular naturaleza de la isla, se encuentra consigo mismo y se queda en esa tierra tomando una posición ante la vida.

2 comentarios:

DIVINO FRACASO dijo...

La sipnosis es, estooo, de terror. Dios santo que miedo

Enrique Castro dijo...

jajajajajajaja....