miércoles, marzo 29, 2006



A Emilio Alonso no le ha gustado nada esta viñeta de Forges y le ha preparado una réplica. A mí personalmente me hizo gracia cuando la vi en su momento y me pareció divertida, qué le vamos a hacer...

6 comentarios:

judas dijo...

Hombre, David, yo no es por meterme donde no me llaman, pero lo cierto es que "liberales" con comillas cada vez aparecen más, y convendrás conmigo en que son de derechas, conservadores (posiciones totalmente legítimas) pero liberales, liberales... como que no.
Y así a voz de pronto se me vienen a la mente un compañlero tuyo de red que pedía que la guardia civil detuviera a los parlamentarios catalanes por traidores.
O un presentador de radio que amenaza con sacar trapos sucios de un señor muy mayor y anterior ministro porque éste le critica. Un liberal de verdad sacaría esos trapos sucios de todas formas, digo yo. Un liberal periodista no amenazaría: los sacaría.

De verdad, David, creo que tenéís un problema los adalides del liberalismo en la red: tenéis mucha morralla aprovechándose del nombre.

Y que conste, como liberal y progresista me molesta. Y lo dejo aquí dicho.

Manuel Delgado dijo...

Pues yo, Judas, no acabo de ver la relación entre el liberalismo (o su falta) y las amenazas. No creo que ser liberal implique, necesariamente, destapar trapos sucios. El que no destapen esos trapos sucios puede parecernos peor o mejor (a mí tampoco me parece bien) pero no creo que le descalifique como liberal. Creo que no hay mucha relación entre un concepto y otro.

David dijo...

Judas, eso más bien se lo tendrías que decir a Emilio Alonso. Como ya dije en el post a mí la viñeta sí que me ha gustado.

En cuanto a mis vecinos de Redliberal cada uno es responsable de sus propias palabras, si alguien pide que detengan a los parlamentarios catalanes o a Chiquito de la Calzada allá él.

judas dijo...

Manuel.

A mi juicio lo descalifica, y de todas todas.
Primero, porque da a entender que sabe algo que ha hecho Fraga que no está bien, y se lo calla con la condición de que Fraga le siga el juego.
Segundo, porque si de verdad Fraga ha hecho algo punible él se convierte de facto en cómplice con su silencio.
Tercero, porque demuestra que la imparcialidad no es lo suyo, ya que no duda en destapar los trapos sucios de otros (llegando incluso a inventarse cosas) mientrs que a sus "amigos" les guarda los secretos.
Cuarto, porque para seguir su costumbre mezcla información con opinión.

Por todas estas cosas, que se me ocurren así de pronto y sin pensarlas mucho (si revisara hemerotecas te podría poner más) este señor se descalifica a sí mismo primero como periodista, y segundo como liberal, pues defiende la libertad de información siempre que no perjudique a sus "amigos maricomplejines".
Qué clase de liberal defiende o mantiene secretos datos porque perjudican a sus amigos es algo que dejo a tu libre definición.
Para mí está claro.

judas dijo...

David.

Pues mira, estoy de acuerdo contigo: lo que cada uno haga en su casa es problema suyo.

Perto me gustaría que más de tus colegas se dieran cuenta de eso, porque ultimamente se lían a decir "red progresista esto...." y "redprogresista aquello..." sin tener en cuenta esto mismo que tú dices.

Y que conste, que lo he diucho una y mil veces y lo seguiré diciendo: en Rl hay blogs muy buenos. Yo sigo muchos a diario, porque em parecen simplemente geniales, además de compartir sus opinioones a veces (otras no, peor si todos pensáramos igual esto sería muy aburrido).

Un saludo.

Enrique Castro dijo...

David, estoy de acuerdo contigo.

Quizás...solo quizás, Emilio no tiene sentido del humor.

Un abrazo.