lunes, febrero 27, 2006

¡Transgénicos, herejíaaa!

3 comentarios:

Mariano dijo...

Si el sectarismo proaericanista no le impidiera leer lo que critica, se habria dado cuenta de que el agricultor en cuestion vende sus productos con la etiqueta de ecologicos, lo cual los hace incompatibles con la presencia en ellos de rastros de transgenicos. El buen señor no hace otra cosa que proteger la marca, igual que en Francia dejaron de vender ostras de Arcade cuando el petroleo del Prestige las contamino.

En el caso del agricultor no se trata de una contaminacion con una substancia necesariamente patogena, pero si con una que invalida la marca.

Anónimo dijo...

No, si precisamente lo triste es que el reglamento de producción agrícola ecológica prohíba terminantemente la presencia de OMG en cualquiera de los productos que lleven la indicación de procedente de la agricultura ecológica, como si fueran algo antiecológico por definición.
me extraña que aún no exijan que las empresas que hacen productos ecológicos no empleen energía procedente de combustibles fósiles n centrales nuecleares.

Anónimo dijo...

Cómo se nota que no tenéis ni idea de transgénicos ni de ecología... La agricultura ecológica busca la producción de alimentos de manera natural y sostenible, y los transgénicos son productos opuestos a esta filosofía.