sábado, noviembre 26, 2005

¿Plagio o casualidad?





Sin ir más lejos, el otro día unió en santo matrimonio a don Ceruliano y su cabra. La cosa está reciente, su luna de miel aún pervive en el recuerdo de todos. Verles fornicar… Se hizo de oro distribuyendo esa cinta de vídeo doméstico. Su libro El kamasutra hombre/cabra ya va por la tercera edición. Ya han practicado el intercambio de parejas con un matrimonio vegestoria / periquito.
Del relato "La cabra de don Ceruliano", de David Millán (o sea, servidora)

Josep Maria Pou debuta como director con una obra sobre zoofilia.

¿Dónde está el límite? ¿Es la zoofilia el último tabú que queda por romper? Si no lo es, al menos sirve de excusa para hablar del comportamiento humano, que es lo que suele preocupar al dramaturgo Edward Albee.

Su última obra, La cabra o quién es Sylvia, le ha robado el corazón a Josep Maria Pou, actor bregado en 44 montajes que emprende ahora su primera experiencia como director.

Más en 20minutos. Y también aquí, aquí, aquí y aquí.

Doy gracias a mi equipo de documentalistas por los enlaces. Mis abogados se ocuparán del tema. :o)

2 comentarios:

Carmelo Jordá dijo...

Cuidadín a ver si Woody Allen te va a poner un pleito a tí. Si quieres saber la razón puedes ver "Todo lo usted siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar".

Marzo dijo...

Podría alegar que en la película de Allen el amor de la vida de Gene Wilder era una oveja, no una cabra.

Eso sí, para más inri era una oveja menor de 18 años.