martes, noviembre 08, 2005

Bono, con los pobres del paneta

El ministro de Defensa, José Bono, sobre la movilización en contra de la LOE, ha dicho que "como socialista, miembro del Gobierno y como cristiano me preocupa muchísimo que desde algunos ámbitos de la jerarquía eclesiástica se esté invitando a la participación en la manifestación". Además, Bono dijo identificarse más con ejemplos como el de Nicolás Castellanos, que dejó el Obispado de Palencia para irse a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) con los pobres, que con algunas pastorales de los obispos.

(...)

En este sentido, dijo preferir manifestaciones de admiración y citó ejemplos como los del obispo de Palencia Nicolás Castellanos, "que dejó la mitra, el palacio y se fue a Santa Cruz de la Sierra con la gente más pobre del planeta a ayudarles y a vivir con ellos sus miserias", de san Vicente Ferrer o de tantos misioneros o monjas. "Yo quiero ser de los suyos, de los que están en nombre de Cristo y de una determinada fe trabajando por los que menos tienen.

Seguir leyendo "Bono dice que se identifica más con los obispos que trabajan por los pobres que con los que invitan a manifestarse contra la LOE"

Entonces, si en verdad dice que quiere ser de los suyos, ¿por qué no hace como el exobispo de Palencia y deja el ministerio, el coche oficial, los gallumbos de seda y la cuenta corriente para irse a vivir a Santa Cruz de la Sierra, a fin de ayudar a los más necesitados y humildes?

3 comentarios:

Cancelado dijo...

¡Ayyy, que me quemo la lengua!, parece que se le escuchó decir al minijtro tras el calentón de boca.

No intentes buscarle una nueva vocación; él ya está en el PSOE, el partido de los descamisados: si no tienen ni para la camisa, esos sí que son pobres de verdad.

Navarro dijo...

si claro, mira que pobre, por eso sus dos hijos no han ido a colegio de pago tooooda la vida, de pago, y de los caros. Por eso este señor es tan pobre que no tiene apenas tierras en su Salobre natal.
Y por eso este señor tan pobre no come muchas veces en el restaurante el callejón de Albacete a 80€ el cubierto.
Sin duda, eso es estar con los pobres y no esos obispos.
tócate con el descamisao

Anónimo dijo...

Eh, que loj admire no jignifica que quiera jeguir su ejemplo!