lunes, julio 04, 2005

Que mal perder...

El baile de cifras, que parece ser ya habitual cuando tiene lugar una gran concentración en Madrid, generó ayer otra vez la polémica. La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgt), organizadores de la Marcha del Orgullo Gay 2005, pidió la dimisión del delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, por presentar una cifra «ridículamente baja» al referirse al número de asistentes a la convocatoria. La presidenta de la Felgt, Beatriz Gimeno, calificó de «indignante» que desde esa institución se valorase que sólo 97.000 personas habían acudido a la cita, cuando los convocantes estimaban dos millones. Para Gimeno, la del pasado sábado fue la marcha más multitudinaria de todas las que se han celebrado hasta ahora en España.
Más en ABC

2 comentarios:

Nomotheta dijo...

Lo que pasa es que Constantino consideró los trenecitos como una sola persona, porque no se distinguía donde acababa uno y empezaban los de delante y los de detrás.

¿No era eso del talante que te dieran por detrás y por delante?

Ea

dagwood dijo...

A mí me sorprendió mucho lo de Constantino. Se le criticó mucho cuado hizo una estimación (presumiblemente a la baja) de las cifras del 18-J, por lo que resultaba esperable que hinchara hasta la exageración las del día del Orgullo Gay. ¡Y va el tío y declara que hubo menos en la segunda que en la primera! ¿Un inesperado arrebato de honradez?

Desde luego, merece que lo destituyan; no por lo que dice la fanática esa del Cogam, o de lo que sea, sino por desobedecer las "sugerencias" que recibe desde arriba.

Por cierto, seguimos esperando que el Fiscal General del Estado intervenga de oficio por las "sospechosas actitudes vociferantes" de algunos de los asistentes.