martes, junio 21, 2005

Si echamos un ojo a los países con un menor PIB per cápita, descubrimos que aquellos pueblos supuestamente más desfavorecidos son los más fecundos culturalmente. Son, de hecho, auténticos paraísos para los sibaritas del arte, cuna de un nuevo renacimiento. O al menos, así debería ser de confirmarse los postulados de nuestra ministra de cultura.
Carmen Calvo pidió hoy a las industrias culturales "una reflexión" y aseguró que en España "lo económico está ahogando lo artístico".

(...)

La ministra afirmó que en la cultura "el hecho artístico debería estar por delante del económico si bien asistimos a la perversión de lo contrario: el hecho económico discrimina el hecho artístico, va por delante y le ahoga".

Con lo que si la economía ahoga a la cultura, cabe suponer que donde la economía brilla por su ausencia la cultura campará a sus anchas y florecerá cual secuoya milenaria, como si experimentara una erección. No os perdáis el resto de la noticia, que merece ser imprimida, enmarcada y colgada en la pared junto con el calendario de Playboy.

1 comentario:

marine.fran dijo...

La minsitra de cultura puede decir misa. Si le gustan las muestras de la cultura actual española (como por ejemplo el cine) pues que lo vea ella. Me parece muy bien, que disfrute viendo como dos chavlaes se masturban en el baño y luego llega el cura y hace "cosas malas". Pero que no me obligue a pagar una entrada más cara por subencionar esa mierda. Señora, yo quiero ver La venganza de los Sith, no Tapas, ni 20 centímetros, ni mucho menos, ninguna de Almodóvar.