lunes, junio 20, 2005

La ciencia, en decadencia

CIENTÍFICOS DE LA UGR ASEGURAN QUE LOS JUGUETES PUEDEN FOMENTAR CONDUCTAS AGRESIVAS Y PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN EN LOS NIÑOS

El estudio, dirigido por el profesor José Luis Conde, aborda las características que deben tener los juegos en los pequeños de 1 a 6 años y señala que el papel de los padres en esta etapa es esencial. La influencia de los juguetes bélicos y la necesidad de fomentar desde la infancia una cultura pacífica son otros de los aspectos que se analizan en la investigación.

(...)

Pero éstas no son las únicas funciones que han de tener los juguetes en la etapa infantil. Conde insiste en que otro de sus efectos ha de ser la coeducación, de tal forma que desde pequeños los niños, sean del sexo que sean, no tengan ningún pudor a la hora de empujar un carrito, de jugar a las cocinitas pasando la aspiradora o barriendo, o de jugar con los cochecitos y muñecas, para que de alguna forma asuman desde las primeras edades la igualdad como algo lógico y normal. “Si desde pequeños ya estamos estableciendo diferencias en cuanto a los juguetes y las actividades que deben realizar uno y otro sexo, será muy difícil que de mayores tomemos conciencia de que esas diferencias no deben existir”, asevera.

Más en andaluciainvestiga.com

5 comentarios:

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

¿Os acordáis del anuncio aquél de Cocacola de unos padres que a su hija le daban un balón y al hijo unas muñecas?

Lo de los juguetes sexistas es otra giliprogrez más. Miles de años de evolución y las niñas aún prefieren jugar a las muñecas. ¡Qué poco progre es la humanidad, oyes!

Wonka dijo...

Se nota que los investigadores andaluces no han leído aquel estudio en que le daban balones y muñecas (o algo parecido) a unos monos de corta edad y los monos macho se inclinaban preferentemente por los balones y los monos hembra por las muñecas. No parece que influya mucho en esto la socialización y la coeducación...:

http://wonkapistas.blogspot.com/2005/05/ms-sobre-diferencias-innatas-entre.html

Der Spieler dijo...

Experiencia personal:
no consentí (hoy me arrepiento) que a mi niña le regalasen muñecas hasta que ella no pudiese pedirlas. No consentí que a mi niño le regalasen armas de jugete.
Hoy, mi niña es muuuuyyy niña y mi niño un pirata de cuidado. Y mira que mi mujer y yo lo intentamos.

Pamplinas!

Anónimo dijo...

A un crítico lo mandaron a una obra de teatro para hacer la crítica. Al dia siguiente escribió en el diario: " a mi me pagan por hacer críticas teatrales, y como esto no es ni parecido, me considero relevado de tal tarea aquí".

Pues lo mismo. Ni eso no es ciencia, así que no merece la pena criticarlo.

chesco

marine.fran dijo...

Entre esto y lo de que los videojuegos hacen casi asesinos en serie me voy a convertir en el Manson español. :)