miércoles, junio 15, 2005

Hasta ahora, nos acostábamos y nos levantábamos con quien se nos dijera desde Génova 13 (con suerte, nos tocaba una joven virgen; sin suerte, una octogenaria). Pero llegó José Bono y dijo ¡stop!
El ministro de Defensa, José Bono, ha subrayado hoy que la gente «se tiene que acostar con quien quiera y no con quien desee el PP».

(...)

El ministro, que pidió al PP que «deje a la gente que se acueste con quien le dé la gana», porque es una «cosa natural», defendió que en el tema de la sexualidad, «hay que ser generosos, entre otras cosas porque me decía un sacerdote católico que los pecados de carácter sexual siempre se cometen por debilidad y nunca por malicia».

(Vía Ajopringue)

3 comentarios:

Sirajoyfueraliberal dijo...

Vamos que Bono está diciendo que las relaciones homosexuales son pecaminosas... No parece muy progre esa afirmación, más bien carca.

Marzo dijo...

No exactamente; está diciendo que el sexo es imposible fuera del matrimonio. Físicamente.

Indrackia dijo...

Mas bien ni él sabe lo que dice... respecto a que el PP no debe decir con quién debe acostarse cada uno... hilarante.

Un saludo.