miércoles, enero 25, 2006

El Estatuto, un hijo de puta


Las madrileñas, que no es por fardar pero son mucho más guapas que las catalanas, jamás aceptarían semejante halago sin repartir bofetadas a diestra y, especialmente en este caso, siniestra. Es decir, que muchos padres pero una madre. Nosotros a ese tipo de madres multitudinarias las llamamos lumis. ¿En Cataluña se llaman políticas?

A ver si aprueban de una vez su independencia y se quitan de mariconadas como el estatutín éste. Quedaría menos para que Madrit obtenga su ansiada libertad del yugo periférico. ¡Cuando Madrit sea independiente, España será un donut!

3 comentarios:

amegon dijo...

xDDDDDDD

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

Tremendo.

Guille, da maus dijo...

Para cuando madrid sea independiente, España será un donut mordisqueado, con los pedazos faltantes vomitados alrededor.